Eduardo Mackenzie

Baculazos insólitos

05/04/2018 – Eduardo Mackenzie

El cardenal Rubén Salazar Gómez, 75 años, se ve exasperado en estos días. Su curiosa actitud durante los actos litúrgicos de la Semana Santa llama la atención. Hay algo que no va más. Hay como un desasosiego manifiesto. ¿Qué lo causa? ¿Los resultados de las elecciones legislativas? ¿Los sondeos de opinión desfavorables al candidato extremista Gustavo Petro y favorables al candidato uribista Iván Duque? Como sea, el cardenal primado de Colombia se ha despachado, durante estos días, unos sermones políticos de extrema dureza que tienen asombrada a media Colombia.

La más alta figura de la Iglesia católica de Colombia  aprovechó el micrófono que le ofreció, en plena catedral de Bogotá, una reportera de Noticias Uno, para notificarle al país, sin sonrojarse, que las Farc no representan ningún peligro para la democracia y que el miedo que ellas inspiran es infundado pues, según él, no es cierto que ellas quieran apoderarse del país. Según Rubén Salazar, tampoco hay que tenerle miedo al “castro-chavismo” quien, parece, jamás ha tenido planes agresivos contra Colombia.  El estima que quienes lanzan advertencias contra esa corriente subversiva “siempre nos tratan de mantener en el miedo”.

 Aunque no lo dijo explícitamente, el blanco de tales ataques es múltiple: el uribismo, el conservatismo, las mayorías  ciudadanas que rechazan lo que ocurre hoy en Venezuela y están dispuestas a votar en mayo por Iván Duque y Marta Lucía Ramírez. El sugiere que esos sectores están sembrando “la cizaña” y que esa “cizaña” hay que “separarla del trigo”. (1)

¿Qué mosca le picó al cardenal Rubén Salazar? ¿Cómo puede él acreditar, en un sermón de viernes santo, una visión así de maniquea? ¿Por qué divide a los colombianos entre “trigo” y “cizaña”? ¿Cómo él puede incursionar de manera tan abusiva en el terreno político? Muy mal le queda a un príncipe de la Iglesia hacer fanfarronadas.

Sorprende que el arzobispo de Bogotá haya creído que la catedral primada era el lugar más adecuado para hacer demagogia política. ¡Qué falta de respeto por la catedral y por los fieles! No contento con ofrecer ese cuestionable punto de vista, que compromete de hecho a la alta jerarquía católica de Colombia, el cardenal lanzó un insulto no disimulado a la prensa, con estas palabras: “La mentira se ha apoderado de todos los medios”. ¿Qué dirá de esto la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM)? ¿Comparte la CELAM la intrépida posición política de su presidente?

Monseñor Rubén Salazar también arremetió con violencia contra la campaña electoral colombiana, la cual está, según él, impregnada de “mentiras”. Esa campaña, explicó,   “trata de engañar y de crear miedo y de crear angustia”.

 En el mismo recinto religioso, y ante la reportera de Noticias Uno, su eminencia terminó su actuación con una orden espectacular urbi et orbi (a la ciudad y al mundo). “Hay un acuerdo de paz que hay que respetar. Porque eso no fue simplemente un acuerdo de paz de un gobierno. Es el acuerdo de paz de Colombia y por lo tanto lo tenemos que respetar”.

“Respetar” en este caso quiere decir “aplicar”. ¿Aplicar un acuerdo que ha sido rechazado por los colombianos? La ciudadanía no necesita ese tipo de fulminaciones, así vengan de un cardenal primado. Los colombianos resisten a la injerencia política del alto eclesiástico pues no olvidan que en el plebiscito del 2 de octubre de 2016 rechazaron muy claramente el pacto entre las Farc y Santos. Ese voto vale más que las alegaciones de Rubén Salazar.

El arzobispo de Bogotá se convierte así, dentro de la catedral primada, en un vocero intransigente del poder terrenal, del presidente Santos y de las Farc, pues lo que dijo sobre los pactos de La Habana es la cuestionada posición de esos dos actores. Ellos han tratado de imponer por todos los medios a los colombianos ese pacto infame. Ahora el cardenal Salazar, en plena confusión de roles, es quien perora, intimida  y hace el mismo juego en favor de las Farc y de los dictados de La Habana, como si él fuera un funcionario más del gobierno.

Su frase en defensa de las Farc es inaudita cuando se sabe que las Farc, y las otras organizaciones armadas narco-comunistas, libran una guerra despiadada contra la Iglesia católica en Colombia y contra obispos, misioneros, seminaristas, monjas, laicos, pastores evangélicos y miembros de otras religiones. Entre 1986 y 2002  –eludiendo lo ocurrido en ese campo desde los años 1940–, 57 iglesias y casas curales fueron destruidas o averiadas por ataques de las Farc. Monseñor Jesús Emilio Jaramillo fue secuestrado y asesinado en octubre de 1989 por el Eln. Monseñor Isaías Duarte Cancino fue asesinado por las Farc en marzo de 2002. Monseñor Jaime Jaramillo Monsalve fue secuestrado por las Farc en abril de 2002.  El 9 de septiembre de 2017, el Coronel Alfonso Plazas Vega le hizo llegar al Papa Francisco, durante su visita a Colombia, una carta en la que presentó la lista detallada de más de 150 sacerdotes y miembros de la Iglesia católica colombiana y pastores evangélicos torturados, asesinados, secuestrados, heridos, amenazados de muerte y expulsados de sus parroquias por esas bandas. (2).

Las Farc firmaron el pacto con Santos y no dijeron que  abandonan su programa marxista ni sus objetivos respecto del Estado y de la sociedad colombiana. ¿Qué hace ante eso el cardenal Salazar? Las Farc se han dividido en dos grupos, uno dedicado a hacer discursos y otro, las llamadas “disidencias”, sigue cometiendo todo tipo de crímenes, aliado o no a las otras bandas armadas del país. ¿Cómo puede decir el cardenal primado de Colombia que los católicos en particular, y los colombianos en general, no le deben temer a las Farc, que éstas  no  quieren apoderarse del país y que quienes luchan contra esas fuerzas infernales son “sembradores de cizaña”? ¿Cómo puede él presentar ese diagnóstico irresponsable como “la verdad”?

(1).- https://canal1.com.co/noticias/cardenal-ruben-salazar-menciono-la-parabola-la-cizana-homilia/

(2).- La carta del Coronel Plazas Vega es disponible en: http://www.razonmasfe.com/actualidad/coronel-plazas-envia-al-papa-lista-de-victimas-cristianas-de-la-violencia-marxista/

Síguenos en: